¿Alguna vez te has preguntado porque el tener unas defensas fuertes es tan importante? Verás muchos anuncios en la televisión sobre los beneficios de algunos alimentos para tus defensas o que alimentos como el pescado o la leche ayudan a aumentarlas. Pero, ¿por qué motivo las tienes que tener fuertes?

Sin un sistema inmunológico fuerte estarías muy débil

Tener unas buenas defensas es importante para tu organismo. Si un buen sistema imunológico:

Una defensas fuertes mejoran nuestra productividad

  • Caerías enfermo a menudo: Las personas que no cuentan con un buen sistema inmunológico caen fácilmente enfermos. Enfermar no siempre está relacionado con los cambios de temperatura, el tener unas defensas bajas dan paso libre a las bacterias y toxinas del ambiente a tu cuerpo, lo que provoca que te enfermes.
  • Te sentirías débil: Habrás leído muchas veces que los alimentos te dan carbohidratos y calorías que se convierten en energía. Pero esto no te servirá de nada sino tienes unas defensas fuertes, ya que eso te hace estar cada vez más débil. Por mucho que descases y duermas, o por más alimentos que consumas, sin tener un buen sistema inmunológico no tendrás fuerzas.
  • Previenes enfermedades mortales: Alzheimer, cáncer… las enfermedades más mortales que puedas imaginar lo tendrán muy fácil de aparecer en tu cuerpo si no cuentas con unas buenas defensas. ¿Quieres correr el riesgo?
  • Reduces tu concentración y productividad: Si te sientes débil y apenas tienes fuerzas para hacer nada, no puedes concentrarte en tu trabajo y esto reduce drásticamente tu productividad.

¿Te has convencido ya de la importancia de tener las defensas fuertes? Recuerda que tu sistema inmunológico es tu protección contra todo lo que hay en el exterior. Si no lo cuidas y fortaleces adecuadamente, pues acabar pagándolo caro. Toma siempre comida rica en vitamina C y nutrientes como el fósforo y el sodio, para que tu organismo esté preparado para hacer frente al día a día.

Dejar respuesta