Recientemente se ha inaugurado el campeonato mundial de ajedrez en el hotel plaza de la avenida Nueva York. La invitación de esta elegante gala decía que la vestimenta apropiada era blanca y negra. Se trata de un atuendo apropiado porque se llevaría a cabo un gran evento, el campeonato mundial de ajedrez.

Disputa por el titulo mundial

Rusia quiere de vuelta el titulo mundial y ha ostentado por ello casi toda le segunda mitad del siglo XX, así que apropiadamente los meseros ofrecían cocteles con vodka, que es la bebida nacional de este país.

El retador del trono llamado Sergei Karjakin, al igual que las bebidas ofrecidas, es ruso, e intenta destronar de este importante puesto al noruego Magnus Carlsen. En el importante evento se hicieron presentes muchos periodistas rusos así como diplomáticos e importantes hombres de negocios que asistieron con sus mejores trajes de gala.

El FIDE es la federación internacional de ajedrez, de las mas conocidas, y que actualmente se encuentra liderada por un ruso llamado Kirsan Ilyumzhinov. Lo curioso del caso es que esta importante figura del mundo del ajedrez, no se encontraba entre los invitados, y como es de esperar se debe a razones políticas.

Lo que ha sucedido es que el departamento de tesoros de Estados Unidos recientemente le ha prohibido la entrada al país y lo ha acusado de ayudar al gobierno de Siria, lo que indica que el juego político en el mundo del ajedrez es muy feroz y según parece su rey se encuentra en riesgo de jaque mate.

Ante todo esto quizás sea rescatado por Donald Trump, quien es el peón que ahora reina en USA, y en una entrevista ha expresado su simpatía por Vladimir Putin, indicando que es posible restablecer las buenas relaciones con este país, se espera a ver que pueda pasar entre EE.U vs Putin

Dejar respuesta