En el año, la Organización Mundial de la Salud archivo una alerta debido a el elevado consumo azúcar, ese anuncio marcó el inició de la batalla en contra las empresas que fabrican cualquier tipo de alimento dulce a nivel mundial y y además motivó a que se replanteara el proceso para crear chocolates y muchas otras golosinas.

La fórmula nueva de Nestlé -según explica su equipo de investigación- va a permitir que se experimente un sabor dulce con la modificación de la estructura de las partículas del azúcar. Con esta nueva tecnología que se tiene pensado que comienza a funcionar a partir del año 2018, la empresa multinacional agroalimentaria de más importancia en el mundo, Nestlé pretende reducir el 40% de azúcar que utilizan en algunos de los productos que desarrolla su marca.

Esta innovación tiene como prioridad la disminución de azúcar

Este nuevo procedimiento tiene como objetivo usar un componente natural para evitar el uso de azúcar en golosinas como: las tabletas, KitKat, los bombones de caja roja, Crunch, los After Eight, Milky Bar,  o incluso el Nesquick el último de los productos que experimentará este cambio.

El equipo científico de investigación de Nestlé ha conseguido desarrollar el novedoso sistema que cambiará la estructura molecular de las partículas que contiene el azúcar con el uso de ingredientes únicamente naturales, según según explicó Lavanguardia.com esta nueva fórmula rápidamente se disuelve en la lengua, y de esta manera crea una sensación de más sabor utilizando una menor cantidad de azúcar.

Si bien esta nueva fórmula de Nestlé se está proyectando como la tecnología pionera en lo que a la modificación de estructura de los alimentos se refiere, aún hay que esperar a que los avances de gigante multinacional la lleguen a los mercados mundiales, debido a que Nestlé no pretende usar esta nueva molécula sino hasta el 2018.

Dejar respuesta