Una mujer holandesa llamada Hanneke de Bruijne, recibió una terrible noticia en el 2008, donde recibió un diagnostico nada esperanzador. Algunos años después ya se encontraba totalmente paralizada y necesitaba obligatoriamente un respirador para poder mantenerse con vida; lamentablemente tenía una sola forma de comunicarse: a través de movimiento de sus ojos. ¿De que se trata esto? Del síndrome de enclaustramiento.

Una terrible enfermedad

Se trata de una terrible enfermedad, conocida como síndrome de enclaustramiento , puesto que la persona, se encuentra en un estado totalmente consciente de lo que sucede a su alrededor; neurológicamente se hallan alertas, es por ello que pueden oír y ver todo lo que sucede.

Sus funciones cognitivas se hallan en pleno, pero lamentablemente no pueden tragar, masticar, respirar, moverse, hablar y tampoco realizar ningún tipo de expresión facial; lo único que pueden hacer es mover verticalmente los ojos, o abrirlos y cerrarlos, sin duda una experiencia terrible, muchos incluso lo asocian con alguna fuerza desconocida.

Un libro medico que hace referencia a esta enfermedad, llamado El Manual de Diagnóstico de Merck, explica que este grave problema es originado debido a una hemorragia que termina dañando los nervios de la parte inferior del cerebro, y también la zona que regula la vista horizontal.

Esta enfermedad acaba matando todas las neuronas motoras., por lo que no puede producirse ningún tipo de movimiento muscular, por lo que la persona va perdiendo esta capacidad.  Así lo explicó una importante organización, llamada Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica, que explica mucho sobre el asunto.

Por otra parte, ciertos estudios han determinado, que el problema puede ser causado por derrames cerebrales, tumores, infecciones en ciertas áreas del cerebro, trombosis, o también por la pérdida de la protección de aquellas membranas, que sirven para recubrir las membranas nerviosas y evitar la inflamación de dichos nervios.

Dejar respuesta