Según un estudio de la Universidad de Edimburgo, la vida extraterrestre podría existir en la atmósfera superior de las enanas marrones, dando lugar a nuevos proyectos y nuevas invenciones en el área Espacial.

En los últimos años, los expertos han descubierto en las estrellas fallidas (enanas marrones)  que tienen una características que permite especificar a estos objetos como planeta mayores. Y es la presencia de plomo y nubes minerales, hidrogeno, oxigeno, nitrógeno y carbono en su atmosfera.

Estrellas fallidas

Según los expertos las enanas marrones, tienen las condiciones para la vida adecuada de los microbios en su atmosfera, si el tamaño de los microbios es 10 veces menor que el de la típica bacteria terrestre. De esta forma, la vida terrestre no siempre necesita de planetas para sobrevivir y evolucionar, según opinan los científicos.

De igual forma, en teoría. En las estrellas fallidas podrían existir organismos más grandes si en la atmosfera de los cuerpos celeste hay ascendentes y poderosas corrientes de aire, como las hay en Saturno y Júpiter.

Las estrellas fallidas (enanas marrones) no son en realidad estrellas, tampoco planetas, están en medio de los dos. No tienen masa suficiente para brillar como las estrellas. Pero son muchísimo más grande que los planetas, incluso que Júpiter.

Las estrellas fallidas, ocupan el rango de masas entre los planetas gigantes gaseosos más pesados y las estrellas más livianas.

Las estrellas fallidas (enana marrones) brillan en el infrarrojo, a diferencia de la mayoría de las estrellas, que su luz es visible a nuestro ojos. Los investigadores denominan la mayoría de la masa en  el universo “materia oscura” porque se creen que aun toda no ha sido descubierta. Las estrellas fallidas puede que sean parte de esta materia, por lo difícil que es ver su luz. Imaginamos cuantas enanas marrones hay, pero no las podemos ver.

Dejar respuesta