Los drones han formato parte de algunos momentos muy importantes de la historia. Ahora, estos pequeños aparatos no tripulados que siempre se han utilizado con objetivos militares son juguetes para los más pequeños. Pero, ¿cómo afectarán a la sociedad?

Estarán más insertados socialmente de lo que imaginamos

En Estados Unidos es donde más fuerte ha golpeado la fiebre de los drones, pero no se puede decir que España se esté quedando corta en este aspecto. De hecho, el nuevo Real Decreto que regulará el sector de las Aeronaves no Tripuladas que muy pronto se aprobará, permitirá darle a los drones nuevas aplicaciones profesionales.

Una de estas aplicaciones, las más deseadas por los profesionales, es la de poder utilizar los aviones no tripulados en tareas de rescate y de detección de accidentes o incendios forestales. En efecto, una tarea que durante los últimos años se ha venido haciendo utilizando satélites ahora se podrá realizar gracias a los drones.

El futuro de los drones: más integrados a la sociedad de lo que pensamos

En tareas de salvamento, se utilizarán los drones para localizar a las personas desaparecidas y ofrecerles asistencia directamente mientras esperan a que llegue la ayuda. También se están trabajando en drones que tengan la capacidad suficiente para cargar con una persona, pero actualmente el avance tecnológico y la potencia de estos aviones no tripulados no lo permite. En los bosques serán utilizados, principalmente, para detectar incendios y comenzar a trabajar para sofocarlos, con el objetivo de evitar que se extienda demasiado y se convierta en un incendio descontrolado.

Pero, ¿y en la ciudad? ¿Cómo se usarán los drones dentro de las grandes ciudades de piedra? Muchos ya tienen sus drones de juguete con los que se divierten dentro y fuera de casa, pero las empresas tienen otras ideas en mente para estos pequeños aparatos. El que más se está intentando explotar es el de poder crear un dron con la potencia suficiente para realizar envíos rápidos de pedidos. Es Amazon la que lleva la delantera en esta carrera, pero es seguida muy de cerca por Google. Servicios de hostelería y grandes empresas están muy atentos a esta evolución, puesto que permitiría entregar sus productos más rápido.

No obstante, en donde más se está intentando insertar los drones es en trabajados tan cotidianos como el sector de la construcción o en el mundo de la televisión. Su pequeño tamaño permite que puedan introducirse por pequeños conductos o capturar imágenes de una calidad excelente a decenas de metros sobre el suelo, por lo que su potencial está siendo explotado poco a poco por los diferentes medios.

En la construcción, por ejemplo, es utilizado para supervisar el trabajo a nivel del suelo, al mismo tiempo que se van cotejando datos con el arquitecto desde la distancia o se supervisa que todo esté correcto.

¿Qué más se puede esperar de estos aparatos en el futuro? ¿Acabarán sustituyendo a los taxis y los aviones? ¿Permitirán trabajar a distancia sin salir de casa? ¡Habrá que esperar para verlo!

Dejar respuesta