Las tormentas que han azotado a la ciudad de Melbourne no solo han dejado a su paso destrozos en estructuras arquitectónicas o árboles caídos, también se han registrado la singular asma de las tormentas eléctricas.

Jill Hennessy, Ministra de Salud de Victoria, en la ciudad de Melbourne, informó que por lo menos 1800 llamadas se realizaron al servicio de emergencia, por severos ataques de asma, lo que causo un incremento en el número de llamadas que se realizan diariamente en un periodo de 5 horas, lo que da un promedio de 1 llamada cada 5 segundos. 

El inusual caso de asma por tormentas eléctricas ha conmovido al director de Ambulancias Victoria, Mick Stephenson, quien asegura no ha tenido precedente alguno.

Los síntomas de esta asma son dolor en el pecho y sibilancia, que no es más que ruidos agudos que se producen en el pulmón por dificultad del paso del aire debido a una inflamación. Además, quienes ya padecen de la enfermedad, aseguraron tener una crisis más grave de la común, mientras que otras personas se desconcertaron luego de la crisis de asma, ya que aseguraban jamás haber pasado por una situación similar, puesto que no padecen esta patología.

Por su parte, Robin Ould, director de la Organización Asma Victoria, coincidió en las singulares consecuencias de las tormentas eléctricas, al catalogarla como una rareza del fenómeno.

¿Por qué ocurrió esta crisis de asma de las tormentas eléctricas?

Es muy probable que esto se deba al aumento de partículas de polen en el ambiente que se perciben en tales fenómenos, lo que da como resultado un aumento considerable en los casos de asma, sobre todo en niños con problemas respiratorios.

El polen es absorbido por el agua cuando se fractura, aunado al hecho que los fuertes vientos llevan a que las partículas, aceleran el proceso de inhalación de dichas partículas que caen durante las tormentas eléctricas, formando el asma de las tormentas eléctricas

Dejar respuesta