Uno de los principales quebraderos de cabeza al preparar las vacaciones es decidir donde alojarse. Aunque muchos suelen decantarse por un hotel, ¿es la opción correcta?

Aunque se pueden encontrar muchos hoteles a muy buen precios, o que sean baratos si no se es muy estricto con la calidad, a los gastos de cada noche en el hotel hay que sumarle el hecho de tener que pagar por la comida de los días que se hace noche en el destino, y no siempre hay buenas oportunidades de conseguir buenos precios.

Por eso una opción que siempre se puede barajar es la idea de un alquiler vacacional de un piso. En todas las ciudades hay decenas y decenas de pisos que se alquilan por cortos periodos de tiempo para que los viajeros puedan disfrutar de sus vacaciones cómodamente.

Con un alquiler vacacional ahorrarás allá donde vayas

Algunas agencias inmobiliarias gestionan los trámites en nombre de los propietarios de las viviendas, pero también hay muchos propietarios que deciden ser ellos mismos quienes alquilen sus viviendas, para ahorrar los gastos de la inmobiliaria.

¿Es una opción viable para las vacaciones? Bastante, sobre todo si se tiene en cuenta el gasto medio de las vacaciones. Si, por ejemplo viajas a Barcelona, visitar algunos lugares supone un gasto extra y tienes que tener en cuenta el tiempo que tardas en buscar un buen restaurante para comer más el regreso a la habitación del hotel. Pero alquilando un apartamento no hay que preocuparse por nada de eso, ya que te puedes preparar tu propia comida y olvidarte de todo lo demás.

Es una gran oportunidad, disfrutando de un apartamento de playa en primera línea en la ciudad de Alicante cerca de la playa del Postiguet o cerca de los principales monumentos de la capital madrileña. Aunque, si lo que quieres es empaparte de la cultura local, lo mejor que se puede hacer es un buscar un apartamento un poco alejado del centro para descubrir zonas poco transitadas. Son más económicas y se ahorra mucho tiempo en colas.

Dejar respuesta