No a todo el mundo le gusta quedarse en el mismo sitio mucho tiempo. Hay a quien le gusta crecer como persona y por eso decide marcharse a otros lugares del mundo, para vivir experiencias que le hagan madurar.

Todo el mundo quiere ir a Australia

Uno de los destinos favoritos es marcharse a Australia. ¿La razón? Una de las principales es que la ONU ha declarado a este país como el segundo mejor país del mundo para vivir, por detrás de Noruega, en su estudio llamado Índice de Desarrollo Humano, así como el The Wall Street Journal lo declaró el segundo país más feliz del mundo. No obstante, no es solo esto lo que le hace especial:

Australia, un auténtico paraíso

  • Socialmente, tiene un estándar de vida confortable: Cuentan con un fantástico sistema de saludad y de Seguridad Social, buen sistema de comunicación, un sistema financiero estable que garantiza que trabajar en Australia es una de las mejores opciones del mundo, y un nivel educativo alto.
  • Económicamente es un país activo: El país vive su momento de más fortaleza en materia económica. Fabrican productos de alto valor que comercia internacionalmente y la mano de obra es cualificada.
  • Inglés en todo el país: Fue en 1778 cuando Inglaterra colonizó el país, y debido a esto cuenta con el mismo idioma, así como un régimen de gobierno y de justicia parecido al que hay en Reino Unido.
  • Trámites muy rápidos: Al contrario que en otros países, los trámites de muchos procesos burocráticos son rápidos. Por ejemplo, solicitar una visa del programa de migración calificada suele tardar una media de 18 meses, lo que es mucho más rápido que el resto de países.
  • Fácil encontrar trabajo: En comparación con otros países del mundo, encontrar un trabajo en Australia es relativamente fácil, incluso para los inmigrantes. Para ello cuentan con un programa de inmigración calificada en la que se eligen a los candidatos que respondan a las demandas de las empresas australianas. A esto hay que añadirle el gran esfuerzo del gobierno por ayudar a la inserción de los inmigrantes a través de ayudas de los servicios estatales que permiten su capacitación profesional, enseñanza de inglés y orientación especializada para que puedan conseguir un puesto de trabajo.
  • Una sociedad multicultural: Aunque el idioma principal del país es el inglés, hay una riqueza multicultural única en el país. Australia siempre ha sido una nación de inmigrantes, y en el país no hay rechazo ni discriminación racial. Hay muchas comunidades latinoamericanas, hispanas, mexicanas…. Todas bien organizadas y establecidas en las principales ciudades del país.
  • Bajo índice de criminalidad: Una de las principales preocupaciones cuando se va a vivir a otro país es como de peligroso será. En el caso de Australia es considerado uno de los países más seguros del planeta, teniendo un bajo índice de criminalidad gracias a los esfuerzos de cuerpos policiales eficientes.
  • Un clima fantástico: El clima de Australia varia según la región del país. Es tropical en el Norte y con cambios estacionales bruscos en el sur. Pero no es una sensación tan extrema como la que se viven en otros países de Europa.
  • Un estilo de vida fantástico: Para el país, el trabajo es algo fundamental, pero establecen una serie de leyes que obligan a compaginarlo bien con su tiempo libre mientras se está trabajando. Promocionan el deporte, el contacto con la naturaleza y las actividades al aire libre.

Dejar respuesta